Un respiro para todos

febrero 2, 2017
392 Visitas

El Ministro de Energía, José Aranguren, afirmó que la nafta no volverá a aumentar este trimestre ya que “no ve razones” para que suceda, así que el bolsillo de los consumidores de nafta de todo el país tendrá un respiro hasta la primera semana de abril, cuando se  haga el nuevo reajuste.

“Este año estamos ya en precios que están en paridad internacional en dólares y se ha definido que la evolución se va a evaluar en forma trimestral y, por lo tanto, no vemos que haya ningún tipo de motivo por el cual los precios de los combustibles se modifiquen en el primer trimestre de este año”, aseguró el funcionario en diálogo con radio Mitre.

El primer aumento del año se produjo el 12 de enero pasado, con una suba del 8%,  que implicó que el litro super se ubicara arriba de los 18 pesos y el premium llegara a los 21 en la Ciudad de Buenos Aires. En el resto del país esos valores pueden variar hasta 2 pesos.

Para justificar sus respuestas, Aranguren hizo referencia al acuerdo que firmaron las empresas productoras de petróleo crudo y refinadoras del mismo, un día antes del aumento,  por el cual se redujo el precio del petróleo en crudo en dólares. Para llevar calma a los oyentes agregó que  “ya se recuperó el atraso del año pasado que tenían los combustibles. El incremento fue de 31% en todo el año, contra una inflación de alrededor de 35 a 37%”.

En el comienzo del 2017, el ministro había  informado  que el principal objetivo es que los costos del barril de crudo obtenido en el mercado interno coincidan con los del resto del mundo pero que al ser  “un mercado libre, es decisión de los actores económicos cuál es el precio del combustible”.  Sin embargo, destacó que la Argentina ha ido gradualmente acercándose a los precios internacionales en los últimos dos años aunque todavía falta: “Trabajamos con las empresas en un mecanismo para dar previsibilidad y gradualidad a la evolución de los precios de los combustibles en el país”, explicó. Además,  detalló que el precio del barril interno se ubica en 60 dólares, mientras que en el mercado mundial está en 55 dólares.

En 2016 la nafta ya había registrado un ajuste del 31 por ciento, con incrementos escalonadas que se concentraron entre enero y mayo. Desde el ministerio avalarán nuevas subas en función de la evolución del tipo de cambio, del precio del petróleo y de la inflación a lo largo del año pero, por ahora, un respiro para todos.

Dejar un comentario