“Un millón”: el posible acuerdo entre el Gobierno con el sector automotriz

febrero 6, 2017
527 Visitas

Con el principal objetivo de crear y promover el empleo de calidad en la industria, el Gobierno busca  elaborar un proyecto, apoyado en la ley de autopartes, para  generar un millón de vehículos de acá a 2023.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, se reunió el 26 de enero pasado con los representantes empresarios y sindicales del sector automotriz, para avanzar en un acuerdo marco que también mejore la productividad de las terminales.

Hoy ese proyecto ya es un hecho. Según el diario El Cronista, el equipo de la Secretaría de Industria preparó un documento que contiene 20 páginas  y  se lo envió a los directivos de las terminales automotrices, de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa),  de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac),  la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) y a los referentes gremiales de Smata y UOM,  para que cada uno haga sus correcciones o propuestas  y poder generar un segundo encuentro  durante esta semana.

El modelo  de acuerdo establece que los principales objetivos son:  incrementar la producción hasta alcanzar los 750.000 vehículos en 2019 y un millón en 2023; desarrollar inversiones por un monto de u$s 5000 millones en el período 2017-2019, especialmente aquellas orientadas a la producción de vehículos nuevos y exclusivos; promover el empleo de calidad a través de herramientas de capacitación y mejoras en la productividad, disminuyendo el ausentismo al 5% para 2019 y al 3% para 2023, y creando 30.000 puestos de trabajo en este tiempo y mantener los precios en niveles similares a economías de la región comparables.

También busca aumentar la integración de autopartes producidas localmente, diversificar los mercados de exportación para lograr exportar por lo menos el 35% de la producción a destinos extra-Mercosur e impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías de motorización y autopartes estratégicas, en las que la Argentina puede convertirse en productor líder de la región.

Para que esto sea posible, y cada una de las partes que fimen el convenio queden satisfechas, es necesario que cada cual tome ciertas responsabilidades.

El Gobierno, por su parte, deberá tomar varios compromisos como mantener operativa y en óptimo funcionamiento la Ley de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo Argentino; avanzar en mejoras del marco regulatorio con la prioridad puesta en la reducción arancelaria de las piezas que no se producen en el país y el Régimen de Aduana Factoría; brindar financiamiento específico y competitivo mediante el BICE u otros instrumentos para el desarrollo de inversiones críticas en el segmento autopartista; establecer un nuevo marco arancelario para la comercialización de vehículos con nuevas tecnologías de motorización (híbridos y eléctricos); avanzar en negociaciones internacionales de interés para la apertura de nuevos mercados y analizar posibles acciones sobre las etapas de comercialización para optimizar el proceso de formación de precios al público.

El sector privado se comprometerá a avanzar en la presentación de proyectos de inversión en el marco de la Ley de Autopartes; demostrar acciones de corto y mediano plazo tendientes a cumplir con el Flex (valor que mide los términos de intercambio con Brasil); articular una propuesta que promueva la renovación del parque automotor, especialmente en lo referido a transporte de carga y pasajeros; y presentar una propuesta para fortalecer la articulación entre el sistema de I+D del ámbito privado con el sector científico-tecnológico.

Y, por último, los empresarios junto con los sindicatos buscarán articular una propuesta de capacitación en nuevas tecnologías para los trabajadores del sector y un plan de acción que busque mejorar la productividad a partir de una reducción del ausentismo de sus empleados.

 

Dejar un comentario