Renault Kwid, el sucesor del Clio

Es una de las apuestas más importantes de la marca francesa no solo en la Argentina sino en la región. Con este modelo vuelve al segmento de entrada de gama con serias intensiones de liderarlo. Cuatro versiones con motor 1.0 de 66 CV, desde 223.800 pesos.

Renault supo liderar en la Argentina el segmento de los compactos, aquellos modelos que, por precio, son los más buscados. Pero cuando el Clio fue perdiendo atractivo, la marca del rombo se fue quedando sin presencia en ese competitivo espacio. Aquí es donde radica la importancia de Kwid: el nuevo modelo llega para empujar a Renault hacia los primeros lugares del ránking.

Kwid llega desde Brasil (se fabrica en el Complejo Ayrton Senna sobre la plataforma global CMF-A, Common Modularity Family, de la Alianza Renault-Nissany) y se ofrece en Argentina en cuatro versiones: Life, Zen, Intens e Iconic, todas propulsadas por un motor naftero 1.0 de 66 CV de potencia y 93 Nm de par. Se trata de un tres cilindros con doce válvulas y distribución por cadena. Trabaja asociado con una transmisión manual de cinco velocidades. Más adelante, la marca del rombo prevé agregar una versión con caja robotizada y otra opción con look aventurero.

Muestra un diseño que intenta reproducir el de los SUV compactos, carrocería que mide 3,68 metros de longitud y que ofrece un amplio habitáculo con capacidad para cinco personas y un baúl de 290 litros.

Cuenta con una estructura reforzada con la cual, además de los cuatro airbags de serie en todas las versiones y los dispositivos de seguridad obligatorios (como ABS), le permitieron alcanzar tres estrellas en las pruebas de choque de Latin NCAP, dejando atrás los fantasmas generados por los modelos fabricados en la India que tuvieron un desempeño muy pobre en crash test.

En cuanto al equipamiento, las opciones de entrada de gama, Life, ofrecen, llantas de 13 pulgadas, anclajes Isofix, aire acondicionado, dirección asistida y los ya mencionados cuatro airbags y frenos ABS con EBD. La siguiente, Zen, suma alerta de luces encendidas, levantavidrios eléctricos delanteros y cierre centralizado. La Intens agrega computadora de a bordo, pantalla táctil de siete pulgadas con MediaNav, llantas de 14 pulgadas y faros antiniebla. La tope de gama completa la dotación con cámara de retroceso, espejos eléctricos y cierre centralizado con comando a distancia. También se ofrecen packs que permiten sumar accesorios.

Los precios de venta del Renault Kwid son: 223.800 pesos para Life, 231.900 pesos en el caso de Zen, 243.500 pesos la Intanes y 249.200 pesos Iconic. La garantía es de tres años o 100.000 kilómetros.

Dejar un comentario