Renault estuvo presente en el Salón Retromobile

El Salón Retromobile, la clásica exposición que reunió 154 modelos clásicos de autos de todo el mundo cerró sus puertas en el día de ayer. Es, sin dudas, la cita número uno del año para los aficionados fierreros que buscan admirar, y  por qué no comprar,  desde los vehículos más clásicos hasta los más innovadores del mundo, todos reunidos en un solo lugar.

Renault fue una de las empresas que dio el presente bajo la premisa “De la Belle Époque hasta nuestros días, el diseño según Renault”. Se trató de una exposición de 11 vehículos evocadores del summum de la elegancia francesa.

Dotado de una carrocería deportiva, simple phaeton , el Renault TIPO CH  ( Año 1911) es una dama de edad que, en términos de estilo,  presenta algunas similitudes con los vehículos hipomóviles de los años 1900. Muestra un estilo decididamente deportivo gracias a un chasis corto y estrecho, y pertenece a la clase de alta debido a su  elegancia y refinamiento.

El 40CV ( Año 1922) supo ser el modelo emblemático de la marca, que , entre prestigio y  performance,  supo seducir tanto a la realeza como a los deportistas, para convertirse en el objeto de deseo de los “años locos”.

Modelo excepcional en todos los aspectos, el REINASTELLA (Año 1932) es sin lugar a dudas uno de los autos más emblemáticos de antes de la guerra, cuenta con el primer motor de ocho cilindros desarrollado en Billancourt así como muchas otras ventajas técnicas fuera de lo común. Además, fue el primero en ostentar la única estrella fugaz de Renault,  punto de partida de la firma “STELLA” que identifica el alto de gama de la marca.

El VIVA GRAND SPORT Cabriolet (Año 1935), con asientos de lujo, paragolpes cromados y un diseño más dinámico, es un cabriolet rápido y elegante que sintetiza las tendencias de la época Muestra un diseño impregnado de aerodinamismo en armonía con su estilo decididamente deportivo.

El Viva Grand Sport Coupé de 1939 fue la última adquisición de la Colección Renault Classic. Se trata  un modelo muy poco común,  bellamente conservado en su estado original, con la pintura resquebrajada y patinada por el tiempo pero que todavía sigue en funcionamiento. Esta joya, de apenas 22 000 km en el cuentakilómetros, estuvo parada durante casi 50 años.

Entre los vehículos utilitarios, el  JUVAQUATRE  (1950) adopta el estilo de la casa de alta costura Nina Ricci, que figura en los folletos publicitarios de la época

En los años sesenta, una colaboración entre los carroceros Ghia y Frua da nacimiento al FLORIDE (1961). Diseñado especialmente para gustar al público femenino, muestra colores alegres, interiores en composé y un refinamiento que hacen de él un auto fuera de lo común.

El RENAULT 5 TURBO  (1982) fue mítico de los años 80 por su diseño interior que incluye un tablero y un volante con un diseño muy personal y unos asientos con atrevidas combinaciones de colores.

Los concept Cars también tuvieron su espacio en el Salón de París.

EL Concept car LAGUNA, de 1990, recuerda fácilmente los vehículos del pasado debido a la ausencia de parabrisas. Su diseño deportivo, que permaneció en la memoria de todos, hizo de él un vehículo fuera de lo común recompensado con el Car design Award en 1991.

Rompiendo con los códigos del “Ecodesign”, el concept car INITIALE de 1995 firmó el regreso de Renault a un estilo estructurado en torno a superficies controladas, pero igualmente elegante y de alta gama.

Por último, también estuvo presente el  Concept Car Trezor (2016), modelo que recibió  el premio al Concept car más bello de 2016, durante la 32ª edición del Festival Internacional del Automóvil.  Representa lo mejor del espíritu francés, y anticipa los futuros modelos de Renault.

 

Dejar un comentario