Relojes fabricados con piezas de… ¡Ford Mustang!

Los produce una empresa danesa con partes de unidades de desguace. Utilizan sectores de chapa y otras piezas. El diseño de los cuadrantes está inspirado en el panel de instrumentos del legendario modelo.

Hacer un reloj basado en un auto superdeportivo no es novedad, pero fabricarlo con piezas de un auto de verdad, sí. Y no se trata de un modelo “cualquiera” sino del Ford Mustang.

El responsable es REC Watches, empresa danesa especialista en la materia, que encontró la manera de armar estos accesorios utilizando piezas del deportivo norteamericano. Claro, solo emplearon elementos de unidades de desguace.

Cada auto tiene su historial investigado por el número del chasis, y el resultado de esta búsqueda se resume en cada reloj.

Por otro lado, los daneses descubrieron un Mustang de la rara serie Raven Black, fabricado en 1966. Y esa inspiración se convirtió en una edición limitada a 250 ejemplares.

No son sólo los Mustangs clásicos sirven de inspiración para la relojería danesa. Recientemente, partes de fibra de carbono del vehículo de Vaughn Gittin Jr., piloto de drift patrocinado por Ford en Estados Unidos, fueron aprovechadas en un reloj entregado al propio Vaughn.

Además de aprovechar materiales de los clásicos deportivos en su construcción, los relojes tienen cuadrantes inspirados en el panel de instrumentos del Mustang. Los precios de estos personales relojes parten desde los 1.495 dólares.

Dejar un comentario