Porsche invierte en la movilidad eléctrica

La casa de Stuttgart preparó un plan de desarrollo futuro sin precedentes: hasta 2022, invertirá 7.500 millones de dólares en electromovilidad, con el foco puesto tanto en modelos híbridos enchufables como en ciento por ciento eléctricos.

La decisión fue tomada en la última reunión del Consejo de Supervisión de Porsche AG. “Vamos a duplicar nuestros gastos en electromovilidad desde alrededor de 3.750 millones de dólares hasta más de 7.500 millones de dólares (seis mil millones de euros)”, dijo Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG. 

De esa suma adicional de 3.750 millones de dólares, unos 620 millones serán utilizados en el desarrollo de distintas variantes y derivados del Mission E, alrededor de 1.250 millones en electrificación e hibridación de los productos ya existentes en la gama, otros cientos de millones en la ampliación de las instalaciones y 870 millones más, aproximadamente, en nuevas tecnologías, infraestructuras de carga y movilidad inteligente.

En Zuffenhausen, está siendo construida actualmente una nueva nave de pintura, un área de ensamblaje específica y un puente para transportar las carrocerías pintadas y los grupos propulsores para esa zona de ensamblaje final que en este instante está siendo finalizada. La planta de motores existente está siendo ampliada para fabricar las unidades de propulsión eléctrica y la nave de carrocerías también se encuentra en plena expansión. Además, están previstas inversiones para el Centro de Desarrollo de Weissach. El proyecto Mission E ha creado 1.200 nuevos empleos, aproximadamente.

El deportivo ciento por ciento eléctrico Mission E tiene una potencia total de 600 caballos, lo que se traduce en que necesita menos de 3,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. También es capaz de acelerar y frenar repetidas veces sin ninguna pérdida de rendimiento y, además, ofrecerá una autonomía de 500 kilómetros en el ciclo de homologación NEDC. El tiempo de carga será muy breve: gracias a un sistema de batería de 800 voltios, sólo necesitará 15 minutos de recarga para recorrer otros 400 kilómetros.

Porsche, junto con Audi, representa al Grupo Volkswagen en Ionity, una joint venture con el Grupo BMW, Daimler AG y Ford Motor Company. El objetivo de esta alianza es construir y poner en funcionamiento 400 estaciones de carga rápida a lo largo de las principales rutas de tráfico europeas, para 2020. La construcción empezó ya en 2017. Para completar el trabajo de Ionity, la red de concesionarios Porsche se está convirtiendo en parte de una infraestructura de carga rápida en toda Alemania.

 

Dejar un comentario