Nuevo Clase G de Mercedes-Benz en Detroit

La marca alemana presentó la nueva generación del legendario todo terreno de la mano de Arnold Schwarzenegger. Se espera que este modelo llegue a Argentina en 2018.

En el Salón del Automóvil de Detroit, tuvo lugar la presentación mundial de la nueva Clase G de Mercedes-Benz que fue presidida por Dr. Dieter Zetsche, CEO de Daimler AG y responsable máximo de Mercedes-Benz Cars, quien exhibió el vehículo junto a Arnold Schwarzenegger, famoso actor de Hollywood y ex gobernador de California.

Su elección como presentador no fue casual ya que tanto la Clase G como el actor de Terminator son de origen austríaco. El vehículo es fabricado desde 1979 en la planta de Magna Steyr, en la ciudad de Graz, Austria, y Schwarzenegger nació también en ese país, unos 32 años antes.

Se espera que el nuevo Clase G llegue a la Argentina a finales de 2018. Pero, como anticipo, aquí está la prueba que le realizamos al G500 que actualmente se vende en nuestro país:

La nueva generación agrega novedades tecnológicas. Incorpora el nuevo tren de rodaje con programas de conducción DYNAMIC SELECT, el G-Mode y los tres bloqueos de diferencial con una acción de bloqueo del ciento por ciento aumentan tanto el confort como la agilidad sobre cualquier terreno.

El G-Mode se activa en el momento en que se conecta uno de los tres bloqueos de diferencial o se acopla la desmultiplicación para todo terreno LOW RANGE. Este modo para todoterreno adapta la amortiguación regulable del tren de rodaje y la dirección, así como la curva característica del acelerador, inhibe cambios innecesarios de relación y asegura de ese modo el mejor control y la máxima aptitud para todo terreno viable en cada momento.

Se incluyen numerosos atributos nuevos, como los faros en técnica LED, los sistemas de asistencia a la conducción, el interior de alta calidad con asientos tapizados de cuero. A diferencia del diseño exterior, que permanece fiel a los rasgos clásicos del emblemático modelo, el habitáculo de la nueva Clase G obedece a una concepción completamente nueva, que asume rasgos del exterior e interpreta de forma original los genes del vehículo.

En su interior se utilizan exclusivamente materiales de primera calidad. Cada uno de sus detalles está ejecutado con máxima precisión artesanal.

Entre los elementos típicos de la Clase G se cuentan los interruptores cromados para los bloqueos de diferencial. El tablero de instrumentos, ordenado y de carácter completamente renovado, incluye de serie esferas en el cuadro y relojes analógicos de diseño intemporal. La nueva Clase G no decepciona a los partidarios de los clásicos indicadores redondos. Las pantallas de la consola central tienen un tamaño de 12,3 pulgadas cada una y están integradas tras un cristal común, generando así el puesto de conducción llamado widescreen.

El conductor y el acompañante no son los únicos que se benefician del incremento en las dimensiones esenciales de la Clase G. Las ventajas se extienden también a los ocupantes de la segunda fila de asientos. Los asientos se distinguen por su forma ergonómica, equipan de serie numerosas funciones de confort y brindan más comodidad y mejor sujeción lateral.

La nueva Clase G reconoce el estado del terreno y ajusta la curva característica adecuada en los amortiguadores. Así, por ejemplo, asume un reglaje más duro fuera del asfalto. En el modo Sport, por el contrario, la Clase G reacciona con más agilidad en ruta.

 

Dejar un comentario