Land Rover Cortex: los 4×4 también pueden ser autónomos

julio 6, 2018
78 Visitas

A través de este proyecto la marca inglesa avanza en el desarrollo de unidades con  niveles de automatización 4 y 5. Además, incorpora tecnología 5D.

Con el proyecto Cortex, Jaguar Land Rover es el primer grupo automotor del mundo, que hará realidad los vehículos todo terreno sin conductor, asegurando que sean capaces de superar cualquier terreno en cualquier condición climática. Como parte del proyecto, se está diseñando una técnica 5D que combina datos de acústica, video, radar, detección de luz y de distancia (LiDAR) en tiempo real.

El acceso a estos datos combinados mejora la conciencia del entorno en el que se encuentra el vehículo. El aprendizaje automático permite que el automóvil que se conduce solo se comporte de una manera cada vez más sofisticada, lo que le permite manejar en cualquier condición climática y en cualquier terreno. Con este proyecto se trabaja en la automatización en niveles 4 y 5.

Lee también: Land Rover inicia el ciclo Charlas entre Amigos

Cortex desarrollará la tecnología a través de algoritmos, optimización de sensores y pruebas físicas en pistas todo terreno en el Reino Unido, junto con la Universidad de Birmingham, con su investigación líder mundial en radares y sensores para plataformas autónomas y Myrtle AI, expertos en aprendizaje automático, se unen al proyecto.

Niveles de automatización

Nivel 0 – Sin automatización: no hay automatización, el conductor tiene el control exclusivo del vehículo.
Nivel 1 – Asistencia al conductor: el conductor tiene asistencia para una función, por ejemplo, control de crucero.
Nivel 2 – Automatización parcial: el controlador tiene asistencia para dos funciones, por ejemplo, velocidad y dirección, como Traffic Jam Assist.
Nivel 3 – Automatización condicional: el automóvil realiza las funciones de conducción normales de manera autónoma en un entorno específico, pero se puede requerir que el conductor retome el control si el entorno es demasiado desafiante.
Nivel 4 – Alta automatización: el automóvil puede funcionar de forma independiente en entornos específicos, como espacios urbanos o autopistas, sin intervención del conductor.
Nivel 5 – Automatización completa: no se necesita control humano en el vehículo. El auto puede completar un viaje sin intervención de un conductor.

Dejar un comentario