Entrevista con Rolf Epp, CEO de BMW para Latinoamérica y el Caribe

junio 2, 2016
570 Visitas

Rolf Epp, CEO de BMW Group para Latinoamérica y el Caribe, conversó con iProfesional acerca del mercado automotor argentino y sobre los desafíos que afronta esta industria en el corto plazo.

Aquí transcribimos parte de la nota realizada por este medio, cuyo texto completo puede encontrarse en http://www.iprofesional.com/notas/233183-Rolf-Epp-CEO-de-BMW-Vamos-a-ampliar-nuestros-puntos-de-venta-en-la-Argentina

¿Cuán complicado fue operar para ustedes los dos últimos años, en medio de tantas trabas y con la imposibilidad de girar divisas?

-Fue un período muy complicado. En 2015, por ejemplo, apenas pudimos ingresar 400 vehículos entre BMW y Mini. También nos pegó mucho el impuesto a los 0Km que, por la propia naturaleza del tributo, la alícuota que era del 50% en realidad terminaba afectando en un 100%. Y un Serie 1, de valer 43.000 dólares, pasó a costar unos 80.000 dólares. Estas cosas afectaron mucho el negocio. Respecto de las importaciones, como el volumen era tan pequeño, Alemania nos autorizó esas operaciones sin mayores dificultades. Y al ser un nivel bajo, nos pusimos rápidamente al día con los pagos y hoy podemos asegurar que estamos en una situación normalizada.

-Tras los cambios con los que avanzó el actual Gobierno, ¿cuál es la meta de crecimiento que se han trazado desde BMW?

-Consideramos difícil volver a los niveles de 2013, porque había sido un año anormal. Muchos compradores sabían que se venían cambios en el impuesto interno y decidieron adelantar compras. Por eso, apuntamos a volver lo antes posible a los niveles de venta que tuvimos en 2011 o 2012, que habían sido muy buenos. Igualmente, este año para el Grupo BMW no va a ser completo, va a ser corto. ¿Por qué? Porque de enero a abril estuvimos vendiendo el stock que teníamos y recién en mayo pudimos empezar a contar con aquellos productos que habíamos solicitado importar a comienzos de año. Con esta mayor oferta sí tenemos fuertes expectativas para este segundo semestre y nos deja bien posicionados para enfrentar el 2017.

-¿La normalización de las importaciones le permitió al grupo volver a contar con modelos o versiones que se habían discontinuado?

-Sí, para este año decidimos traer la gama completa de BMW, como el nuevo Serie 1, Serie 2, Serie 3, X1, X4 y X6. También estamos ofreciendo el portfolio completo de Mini, sólo nos está faltando el nuevo Paceman, que estará disponible para fines de año. Si bien BMW tenía una gran demanda reprimida en los últimos dos años, el alto grado de fidelidad de los clientes de la marca, que han preferido posponer la decisión de compra de un nuevo vehículo BMW o MINI, nos permite pensar en un crecimiento sostenido de ahora en más. Pero también es importante señalar que, de la mano de modelos como Serie 1, Serie 2 y X1, también apuntamos a ganar clientes nuevos. Esto es clave, porque una marca no sólo tiene que fidelizar, también tiene que salir y conquistar.

-¿Cómo evalúan desde la compañía el mercado de los SUV de alta gama en la Argentina? ¿Qué potencial tiene hacia adelante?

-BMW creó la categoría hace más de 15 años, cuando lanzó la X5. El éxito fue de tal magnitud que la compañía decidió ampliar la familia de SUV con otros modelos. Incluso, hemos desarrollado otro concepto, como el que propone la X6 que es un SUV coupé. La familia X hoy está muy diversificada y es realmente amplia. Y el objetivo de BMW es continuar sumando nuevos modelos. De hecho, hay numeraciones que no están utilizadas todavía, como el 2 o el 7. Esto da una idea de cómo se podría ir potenciando y consolidando ese segmento.

En el caso puntual de la Argentina, los SUV representan un cuarto de nuestras ventas, por detrás de los sedán y los hatchback. En parte, esto obedece a que en este país no es tan imperante la necesidad de una 4×4 como sí sucede en otros mercados de América latina, en función del estado de las rutas o de la dificultad de los caminos.

-En función de las mayores ventas que esperan, ¿está en estudio ampliar la red comercial en la Argentina?

-Hoy en día contamos con diez concesionarios oficiales de BMW y seis de Mini. Como uno de ellos tiene dos agencias, entre las dos marcas tenemos un total de 18 puntos de venta. A eso hay que sumarle ocho puntos adicionales de nuestros BMW Motorrad, los locales especializados en la comercialización de motos y accesorios. La realidad es que ahora estamos haciendo un análisis detallado de cómo viene el mercado argentino y para este año consideramos que estamos muy bien cubiertos con la red comercial. Pero continuamente estamos dialogando con nuestros concesionarios oficiales, escuchando sus inquietudes y necesidades. Y seguramente a partir de 2017 vamos a ampliar nuestra red de ventas.

-¿La inflación representa un gran problema para la operación local, aun cuando el principal insumo es importado?

-Nuestros productos están más relacionados con la evolución del tipo de cambio. Lo positivo es que tras la devaluación hubo cierta estabilidad. Y nuestros vehículos casi no aumentaron en pesos en estos últimos meses. Pero la suba de costos se siente en la operación de nuestra subsidiaria. Los aumentos en los alquileres o en las tarifas de luz, entre otros ítems, sin dudas terminan impactando.

-¿El hecho de que el dólar haya tocado un techo de $16 y luego haya bajado no le imprimió una dosis de imprevisibilidad al negocio?

-Centavos más o centavos menos, un dólar moviéndose en un rango de entre $14 y $16 a lo largo de varios meses para nosotros implica una estabilidad y esto es positivo a la hora de planificar.

-¿Qué lectura trazan de la crisis en Brasil?

-Brasil ingresó en una crisis muy marcada desde hace ya varios años. La visión que tenemos en BMW es que las operaciones en ese mercado tocaron un piso y se están estabilizando. En un nivel bajo, es cierto. Pero hay optimismo de que el clima económico comience a mejorar. Y esto para la Argentina también va a ser muy positivo. Al tratarse de un vecino tan grande y tan fuerte, el hecho de que se ponga de pie nuevamente implica que volverá a convertirse en un viento de cola muy importante para el país.

Dejar un comentario