De 1963 a 2017: las siete generaciones del Porsche 911

mayo 17, 2017
556 Visitas

Hace unos días, Porsche fabricó la unidad 1.000.000 de su modelo 911. Se trató de un Carrera S en color  ‘Verde Irlandés’, que lleva numerosos elementos exclusivos que siguen el patrón original del 911 de 1963. Hace 54 años que se produce este modelo, que fue evolucionando a lo largo de siete generaciones:

El modelo 911 original

primera generaciónComo sucesor del Porsche 356, el modelo 911 fue presentado por primera vez en el Salón Internacional de Fráncfort en 1963 bajo la denominación 901, pero fue renombrado 911 para su lanzamiento en 1964. Su motor plano de seis cilindros refrigerado por aire, de dos litros de cilindrada, suministraba 130 caballos de potencia, lo que le daba una impresionante velocidad máxima de 210 km por hora; aunque a partir de 1965 existió la opción de optar por el Porsche 912 de cuatro cilindros. En 1966, Porsche presentó el modelo 911 S con 160 caballos de potencia, que fue el primero en ofrecer rines de aleación forjados en diseño Fuchs. El modelo 911 Targa, con su distintiva barra antivuelco de acero inoxidable, debutó a finales de 1966. La transmisión semiautomática Sportomatic, de cuatro marchas, le fue agregada en 1967. Con el modelo 911 T, y las posteriores variantes E y S, Porsche se convirtió en el primer fabricante alemán en cumplir con las regulaciones de control de emisiones de escape en Estados Unidos. El modelo 911 Carrera RS 2.7 de 1972, con un motor de 210 caballos y menos de 1.000 kilogramos de peso, fue el primer vehículo de producción en serie en incluir un alerón trasero en su  ‘cola de pato’.

La serie G es un éxito

1963-1973El ‘modelo G’ fue producido entre 1973 y 1989: presentaba unos notables parachoques en forma de acordeón y la protección de los pasajeros fue mejorada gracias a los cinturones de seguridad de tres puntos, así como los reposacabezas integrados. En 1974 se presentó eel primer Porsche 911 Turbo con un motor de tres litros que entregaba 260 caballos de potencia y un enorme alerón trasero. La siguiente mejora, en lo que a rendimiento se refiere, llegó en 1977 con el modelo 911 Turbo 3.3, refrigerado por aire con 300 caballos de potencia. En 1983, el modelo 911 Carrera, con motor atmosférico de 3.2 litros que entregaba 231 caballos, reemplazó al modelo SC. A partir de 1982, se comenzó a comercializar con la carrocería de un convertible. El modelo 911 Carrera Speedster, lanzado en 1989, evocaba a los anteriores y legendarios vehículos Porsche.

Con el 964 se introdujo la tracción total

1988-1993Justo cuando los expertos del sector automotriz estaban prediciendo el inminente fin de una era, en 1988 Porsche salió con el modelo 911 Carrera 4 (964), dotado de un motor plano de 3.6 litros, refrigerado por aire, que entregaba 250 caballos de potencia. Externamente, el 964 difería sólo ligeramente de sus predecesores pero tecnológicamente era casi completamente diferente. El nuevo modelo venía con frenos ABS, baja de cambios Tiptronic, dirección asistida y bolsas de aire, y montado en un chasis completamente rediseñado con brazos de aleación ligera y resortes helicoidales, en lugar de la anterior suspensión con barra de torsión.

El modelo 993, primera versión con un motor biturbo

1993-1998El modelo 911, con el número de diseño interno 993, era también ágil, como el primer 911, con un chasis de aluminio rediseñado. La versión Turbo fue la primera en tener un motor biturbo, lo que le permitía contar con el tren motor automotriz de más bajas emisiones del mundo, en 1995. Los rines de aluminio de radios huecos, nunca antes usados en otro automóvil, eran otra innovación de la versión Turbo con tracción en las cuatro ruedas. El Porsche 911 GT2 fue dirigido a los puristas de autos deportivos enamorados de las altas velocidades. Un techo de cristal eléctrico que se deslizaba por debajo de la ventana trasera fue una de las innovaciones del modelo 911 Targa. Este modelo, producido entre 1993 y 1998, fue el último 911 con un motor enfriado por aire.

El modelo 996 con refrigeración por agua

1997-2005El modelo 996, que salió de la línea de ensamblaje de 1997 al 2005, fue el primero en ser impulsado por un motor plano refrigerado por agua. Gracias a sus cabezas de cilindro de cuatro válvulas, erogaba 300 caballos de potencia y abrió nuevos caminos en términos de reducción de emisiones, ruido y consumo de combustible. Con el modelo 996, Porsche lanzó una ofensiva de nuevas variantes en la gama 911: El modelo 911 GT3 en 1999 y el 911 GT2, el primer auto equipado de serie con frenos cerámicos, en el 2000.

El modelo 997 satisface ampliamente las preferencias individuales

2005-2011En julio del 2004 Porsche dio a conocer la nueva generación de modelos 911 Carrera y 911 Carrera S, los internamente llamados 997. Fue un vehículo de alto rendimiento, con un motor plano de 3.6 litros que entregaba 325 caballos de potencia, mientras que el nuevo motor de 3.8 litros del Carrera S erogaba unos increíbles 355 caballos de potencia. El chasís también fue reelaborado sustancialmente, y el modelo Carrera S vino de serie con el Porsche Active Suspension Management (PASM). En 2006 Porsche introdujo el modelo 911 Turbo, el primer vehículo fabricado en serie con motor de gasolina que incluía un turbocompresor con turbina de geometría variable. Las mejoras del modelo en el otoño del 2008 hicieron que el 997 fuera aún más eficiente, gracias a la inyección directa de combustible y a una transmisión de doble embrague.

El modelo 991 establece normas tecnológicas

2011-2017Conocido internamente con el código 991, este deportivo encarnó el mayor salto de ingeniería en la historia del 911: Un chasis completamente nuevo con una distancia entre ejes modificada, mayor superficie de contacto y neumáticos más robustos, además de un interior ergonómicamente optimizado. En términos de ingeniería este modelo 911 tenía una mayor potencia y un menor consumo de combustible. Esta séptima generación incluía el Porsche Dynamic Chassis Control y la transmisión manual de 7 marchas.

En el 2013, el nuevo Targa se agregó a la familia 911. La última generación de esta extravagante variante del 911 ofrecía la barra ancha distintiva en lugar de los pilares B, la sección delantera del techo desmontable y una ventana trasera panorámica sin un pilar C.

El nuevo Porsche 911 del 2015 trajo consigo el nuevo motor biturbo de seis cilindros y 3.0 litros, que entrega 370 caballos de potencia en el modelo 911 Carrera y 420 caballos en el 911 Carrera S. En ambos casos, esto representó un aumento de potencia de 20 caballos sobre el modelo anterior, con un consumo de combustible casi 12 por ciento menor. El modelo 911 Carrera representó un salto cualitativo en la innovación, con un nuevo diseño externo y con una pantalla multitáctil en su interior.

Dejar un comentario