¿Cómo es el plan de mantenimiento de un Renault Captur?

En diciembre del año pasado Renault presentó el Captur, un SUV dotado de un motor F4R 2.0 16v de 143 CV con el sistema ECO, asociado a una transmisión manual de seis velocidades que, actualmente, está disponible en la versión ZEN 1.0 con un precio de $419.900.

Dossiertv se metió en un taller de Clama Automotores para conocer en qué consiste el plan de mantenimiento de este modelo, que tiene 3 años o 100.000 kilómetros de garantía.

El primer servicio se debe realizar cuando el auto cumpla un año o cuando alcance el recorrido de 10.000 kilómetros, lo que primero suceda.  Es importante concurrir al taller en ese período de tiempo ya que si no se hace, la garantía se dará por perdida.

En el servicio de  10.000 kms se realizan varias operaciones para controlar que el vehículo funcione correctamente y para detectar a tiempo si hay algún error en alguno de los sistemas del auto.

En una primera etapa, el técnico realiza el cambio de aceite de motor,  reemplaza el filtro de aire, realiza distintas revisiones como el estado de la batería y el control del estado de distintos fluidos, como el líquido de frenos. Es importante tener en cuenta que, para realizar esta operación, se aconseja concurrir a un concesionario oficial o un taller especializado porque si el circuito de frenos llega a quedar vació o llega a quedar aire dentro de la tubería, los frenos del auto no van a responder de la forma en que deberían.

Otra de las operaciones que se realizan es el control de las pastillas y de los discos de frenos. El Renault Captur viene equipado con pastillas de discos en las ruedas delanteras y con freno a tambor en las ruedas traseras; si bien el desgaste del freno a tambor es menor, se debe controlar para verificar que esté en perfecto estado de funcionamiento.

El próximo paso implica el control de los fuelles, rótulas, amortiguadores y todos los elementos que componen la suspensión y la dirección del vehículo así como los sistemas de escape.

El estado de los neumáticos es otra de las operaciones que tienen lugar en el primer servicio. El técnico no solo comprueba el desgaste en general, sino que también se va a controlar el desgaste individual de cada una de las unidades para chequear que el desgaste sea parejo. En el caso de no serlo, se procederá a rotar los neumáticos o cambiarlos si fuera necesario. Además, cada una de las ruedas se calibra con la presión indicada por Renault Argentina.

Por último, se controla el sistema de iluminación, tanto en la parte interna como en la parte externa.

Una vez que el técnico termina su trabajo, procede a conectar el auto a la computadora del taller para chequear que no haya ninguna falla que no haya sido detectada hasta el momento. En el caso de que hubiera alguna anomalía, se procede a realizar los procedimientos correspondientes mientras que, si la computadora no arroja ningún error se da por finalizado el servicio, el cual queda asentado tanto en el vehículo como en el concesionario.

Dejar un comentario