Audi y Hyundai, socias

Ambas empresas trabajarán en conjunto en el desarrollo de la tecnología de la propulsión por hidrógeno, conocida como células de combustible.

Audi AG y Hyundai Motor Group están impulsando el desarrollo de la tecnología de células de combustible. Las dos compañías planean licencias cruzadas de patentes y otorgan acceso a componentes no competitivos. El acuerdo está actualmente sujeto a la aprobación de las autoridades reguladoras aplicables. A través de su colaboración, ambos socios pretenden llevar la celda de combustible a la madurez de producción en volumen de manera más rápida y más eficiente. Audi y Hyundai también están explorando una colaboración de mayor alcance en el desarrollo de esta tecnología sostenible.

Plataforma fuel cell de Audi

La autonomía extendida y el corto tiempo de reabastecimiento del combustible hacen que el hidrógeno sea una fuente atractiva de energía en el futuro para la movilidad eléctrica. Esto es particularmente cierto para automóviles grandes, donde las ventajas de peso del vehículo de pila de combustible inherente a su diseño son particularmente pronunciadas. Además de nuevos avances en la tecnología de pilas de combustible, los aspectos clave para su futuro éxito en el mercado incluyen la producción regenerativa de hidrógeno y el establecimiento de una infraestructura suficiente.

Lee también: La campaña de Hyundai para el mundial

Dentro del Grupo Volkswagen, Audi ha asumido la responsabilidad de desarrollo de la tecnología de celda de combustible y actualmente está trabajando en su sexta generación. El Centro de Competencia de Celdas de Combustible del Grupo se encuentra en Neckarsulm. A comienzos de la próxima década, Audi presentará el primer modelo de pila de combustible como una pequeña producción en serie: será un SUV deportivo. El acuerdo de licencia cruzada con Hyundai se centra en la próxima etapa de desarrollo destinada a una oferta de mercado más amplia.

Hyundai concept fuel cell

Tanto Audi como Hyundai han estado trabajando en conceptos de pilas de combustible durante los últimos años. El primer vehículo de prueba de Audi fue el compacto Audi A2H2 en 2004, seguido por el Audi Q5 HFC en 2008. El Audi A7 Sportback h-tron quattro de 2014 introdujo el sufijo “h-tron” para los modelos con tecnología de pila de combustible. La “h” representa el elemento hidrógeno. El estudio del concepto Audi h-tron quattro presentado en 2016 demostró aún más la competencia tecnológica de la marca en los sistemas de accionamiento de células de combustible.

Lee también: Audi presentó su SUV más grande, el Q8

El último concept de Hyundai de este tipo se presentó en el alón de Ginebra de 2017

Dejar un comentario