Así se fabrica el motor Puma de Ford

Son los propulsores TDCi 3.2 y TDCi 2.2 utilizados en los modelos Ranger y Troller. Los produce en la planta de General Pacheco y equipan a vehículos de toda la región, incluyendo Brasil, México, Ecuador, Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú y Bolivia. Celebración de la unidad número doscientos mil. Mirá el video.

Ford Argentina celebra la producción del motor Puma número 200.000 en su factoría de General Pacheco, provincia de Buenos Aires. La planta fue inaugurada en 2011 para producir los motores Diesel que equipan a la nueva Ranger, fabricada en Argentina, y productos Troller, producidos en Brasil.

Los motores fabricados en Ford Argentina son el TDCi 3.2, capaz de entregar 200 CV de potencia y 470 Nm de torque, que integra las versiones más potentes de la nueva Ranger, y el reconocido Puma TDCi 2.2, actualizado recientemente llegando a una potencia de 150 CV y 375 Nm de par.

En la planta de motores trabajan 160 personas, aplicando tecnologías de última generación, que incluyen diferentes robots en distintas etapas de la línea de producción, como por ejemplo la colocación de selladores y la máquina lavadora de blocks y cigüeñales. La capacidad productiva
de la planta Pacheco es de 232 motores diarios, 31 motores por hora.

Conformado por unas 550 piezas integran, cada motor es sometido a exhaustivos controles de calidad que incluyen pruebas de fuga en tapas de cilindros, aceite y refrigerante. Asimismo, atraviesa el denominado Cuarto Limpio, que cumple con la normativa ISO 14644, clase 7, de calidad de aire. El ensayo final se hace en Banco en frío, proceso de verificación exigente que valida, bajo los estándares de calidad y excelencia Ford, que todos los parámetros de funcionamiento del motor sean los adecuados.

Puma impulsa la nueva Ranger de producción local y se exporta a Brasil para equipar a los productos Troller, fabricados en la planta de Fortaleza. Además de Brasil, se exporta a México, Ecuador, Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú y Bolivia.

Dejar un comentario